Desde Leoboo queremos darte unos sencillos consejos para lavar tus prendas y a la vez cuidar el planeta.⠀⠀⠀

1- Cómo lavar las prendas a máquina

  • Los polos de Leoboo pueden lavarse a máquina con tu ropa diaria.
  • Elige ciclos cortos con agua fría 30º. El gasto de energía es mayor cuando usamos agua caliente. Lavar con agua caliente hará que los colores se mezclen y la prenda pueda encoger.⠀

Usar mayor cantidad de detergente no implica mejor limpieza, necesitarías más agua para enjuagar y los restos que puedan quedar en la prenda dañará las fibras.

  • Utiliza vinagre en lugar de suavizante: es un producto natural que desinfecta, suaviza la ropa, y elimina manchas y olores. Aunque parezca extraño, el olor del vinagre desaparece a los pocos minutos.
  • Mete en una bolsa aquellas prendas con cremalleras o remaches que puedan dañar al polo y abrirles algún boquetito.⠀

2- Cómo sacar las manchas de la ropa

  • Frota suavemente la zona manchada, por ambos lados de la prenda con jabón de Marsella o un jabón suave y enjuaga bien con agua limpia.
  • Utiliza carbonato de sodio para quitar manchas de grasa y desinfectar.
  • El agua oxigenada resulta ideal para eliminar las manchas de salsa de tomate, sudor o tinta. Su uso sobre las prendas penetra en los tejidos y elimina la suciedad sin deteriorarlos.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

3- Cómo secar las prendas infantiles

  • No uses secadora, consume mucha energía y puede encoger el polo.
  • Coloca tu polo en una percha, preferiblemente de plástico y de su tamaño para evitar tensiones en cuello y hombros. Si tiendes con pinzas pueden estirar, deformar o marcar tu polo.
  • ¡Si tiendes correctamente el polo no necesitarás plancharlo!
  • Evita tender en pleno sol, el polo podría acartonarse y perder color. Si no tienes más remedio, colócalos del revés.
25 agosto 2022 — Nieves Centurión